Tomates Verdes Fritos Clásicos | El crítico de la receta

[ad_1]

Los tomates verdes fritos son bocados crujientes fritos y en rodajas extremadamente populares de tomates verdes picantes. ¡Son totalmente adictivos y fáciles de hacer en casa!

Para excelentes aperitivos fritos, pruebe el calabacín frito con parmesano crujiente, los palitos de mozzarella o los aros de cebolla. ¡Son los favoritos de la multitud cálidos y crujientes que mantendrán a todos felices mientras la cena está en camino!

Pila de tomates verdes fritos en un plato blanco.

Tomates Verdes Fritos Clásicos

Los tomates verdes son una gran señal de que el otoño está en camino. El clima más fresco ofrece una gran cantidad de estos tomates verdes. Son un tomate más firme con un sabor picante que cambia las cosas de los tomates rojos que llenaban los menús de verano. Los jugosos tomates rojos agridulces dan paso al tomate verde menos húmedo. Aunque no es un gran tomate para comer crudo, tiene la textura perfecta para cocinar o encurtir. Cárguelos con masa sabrosa y fríelos para obtener un bocado tibio y crujiente que no se derrumbe en el proceso.

Freír los tomates verdes es la forma más común de cocinarlos. Eso no es ninguna sorpresa, porque son fáciles de hacer en casa y tienen un sabor increíble en todo momento. Simplemente córtelos en rodajas de tamaño uniforme, páselos por una masa sabrosa y luego fríelos hasta obtener una perfección crujiente. Cada bocado está lleno de una explosión de tomate firme y ácido en el interior y el crujido de una corteza perfectamente sazonada. Agregue estos a sus recetas de otoño que debe probar, ¡porque su familia se volverá loca con ellos!

Ingredientes para tomates verdes:

Los tomates verdes comienzan esta breve lista de ingredientes simples que componen este aperitivo favorito de la familia. Son lo suficientemente firmes para resistir la sabrosa masa frita que crea una corteza ligera y crujiente. ¡Estos serán los mejores tomates fritos que hayas comido!

  • Tomates verdes: Tomates verdes, firmes y ácidos, ligeramente amargos.
  • Petróleo: Se utiliza aceite de canola o vegetal para freír los tomates.
  • Huevos: Agrega un color dorado y una textura crujiente.
  • Leche: Ayuda a que la masa se pegue al tomate.
  • Harina: Se suma a la textura crujiente de la masa y evita que absorba demasiado aceite.
  • Sal y pimienta: Probar.
  • Harina de maíz: Se suma a la capa dorada.
  • Migas de pan: Agrega crujiente y sabor al empanado.
  • Parmesano: El queso rallado agregará un sabor a nuez a la corteza.
  • Condimento italiano: Una fantástica mezcla de condimentos. Si desea hacer el suyo, use una combinación de albahaca, orégano, romero, tomillo, ajo en polvo, salvia o cilantro.

Cómo freír tomates verdes:

Estos increíbles bocados de tomate verde frito crujiente son muy fáciles de hacer desde cero en casa. Sin duda, ¡son el bocadillo o aperitivo más satisfactorio que prepararás este otoño!

  1. Caliente el aceite: En una cacerola mediana, agregue el aceite hasta que esté aproximadamente 1/2 pulgada por los lados de la cacerola. Calienta a fuego medio alto. Corta los tomates en rodajas de 1/4 de pulgada de grosor.
  2. Prepare la masa: En un tazón pequeño agregue los huevos y bata. Agregue gradualmente la leche. En otro bol pequeño agregue la harina, la sal y la pimienta. En otro tazón pequeño agregue la harina de maíz, el pan rallado y el queso parmesano.
  3. Dragar: Sumerja cada rodaja de tomate primero en los huevos, luego cúbralos con la harina y, por último, con la mezcla de harina de maíz. Agregue los tomates a la sartén con aceite y cocine durante 2-3 minutos hasta que estén crujientes y dorados. Finalmente, retira con una espumadera y deja enfriar.

Los tomates verdes se cierran para arriba.

Consejos para los tomates verdes fritos clásicos:

Los tomates verdes fritos son un delicioso comienzo o acompañamiento de cualquier comida. Son los favoritos de la multitud probados y verdaderos que están llenos de un sabor vibrante.

  • Tomates verdes: Dado que la estrella de esta receta es el tomate verde, asegúrese de elegir tomates que sean todos verdes. Cualquier color rojo en el tomate significa que ha comenzado a madurar. Los tomates rojos son más húmedos e interferirán con la corteza crujiente que está tratando de lograr.
  • Recalentar: Caliente las sobras en una tostadora o en un horno a baja temperatura (menos de 350 grados) hasta que estén completamente calientes. Para obtener mejores resultados, no los cocine en el microondas o los tomates fritos quedarán masticables, no crujientes.
  • Masa fría y aceite caliente: Mantenga su masa fría y su aceite caliente para hacer los tomates verdes más crujientes y fritos. Si el aceite está demasiado frío, los tomates absorberán demasiado aceite. Sin embargo, si el aceite está demasiado caliente, se quemarán. Para asegurarse de que su aceite sea el correcto, use un termómetro para asegurarse de que el aceite se mantenga alrededor de 350 grados o temperatura media-alta.

Pasos para hacer tomates verdes fritos.

Qué servir:

Los tomates verdes fritos clásicos son tan satisfactorios tal como son. ¡Es difícil no comerlos todos directamente de la sartén! Sin embargo, no es necesario que se sirvan solos. De hecho, combinan bien con muchos platos. Aquí hay algunas ideas sobre cómo servir estos deliciosos bocados de tomate.

  • Torcedura Caprese: Estos tomates son una forma fantástica de animar esas recetas Caprese de verano y hacerlas pasar al otoño. Por ejemplo, pruebe un toque picante en una ensalada Caprese, Ensalada Farro Caprese o Macarrones con queso Caprese de pollo.
  • Salsa de acompañamiento: Sumerja en salsa tabasco, salsa tzatziki o salsa remoulade para obtener una explosión de sabor cremoso.
  • Servir con: Si bien a primera vista esta receta puede parecer un aperitivo perfecto o un refrigerio por la tarde, también combinan bien con Eggs Benedict para el desayuno o Lobster Mac and Cheese a la hora de la cena.
  • Suero de la leche: Deje el huevo y remoje los tomates en suero de leche en lugar de leche normal. Además, déjelos remojar en el suero de leche durante un par de minutos antes de dragarlos a través de la mezcla de masa.

Vista de tomates verdes fritos terminados en una bandeja.

¿Puedes hacer tomates verdes fritos con anticipación?

Estos aperitivos del tamaño de un bocado son fáciles de preparar con anticipación. Simplemente sumérjalos en la mezcla de pan rallado y congele hasta que esté listo para freírlos. La mejor manera de congelarlos es colocarlos en una bandeja para hornear en una sola capa durante unos 15 minutos. Luego, se pueden transferir fácilmente a una bolsa Ziploc para continuar con la congelación. No es necesario descongelarlos antes de freírlos.

Tomates verdes fritos apilados en un plato blanco.

Más aperitivos favoritos de la multitud:

Tomates verdes fritos

Tiempo de preparación 10 minutos

Hora de cocinar 10 minutos

Tiempo Total 20 minutos

Autor Ríos Alyssa

Porciones 8 Personas

Los tomates verdes fritos son bocados crujientes fritos y en rodajas extremadamente populares de tomates verdes picantes. ¡Son totalmente adictivos y fáciles de hacer en casa!

  • Aceite para freír
  • 4 tomates verdes firma
  • 2 huevos
  • 1/4 taza Leche
  • 1 taza harina
  • 1/2 cucharilla sal
  • 1/4 cucharilla pimienta
  • 1/2 taza harina de maíz
  • 1/2 taza migas de pan
  • 2 Cucharada parmesano rallado
  • 1 cucharada condimento italiano

información nutricional

Tomates verdes fritos

Cantidad por porcion

Calorías 163 Calorías de grasa 27

% Valor diario*

gordo 3g5%

Grasa saturada 1g5%

Colesterol 43 mg14%

Sodio 242 mg10%

Potasio 221 mg6%

Carbohidratos 28g9%

Fibra 3g12%

Azúcar 4g4%

Proteína 6g12%

Vitamina a 488 UI10%

Vitamina C 14 mg17%

Calcio 61 mg6%

Planchar 2mg11%

* Los valores porcentuales diarios se basan en una dieta de 2000 calorías.



[ad_2]

Leave your vote

113 puntos
Upvote Downvote

Deja un comentario

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.